miércoles, 2 de enero de 2008

Hasta en San Francisco (EE.UU.) se utiliza (y se promociona) más la bici que en Madrid


Cuando se habla de ciudades referentes en el uso de la bici y que dan mil vueltas a Madrid, se piensa siempre en el norte de Europa. Cuál sería mi sorpresa cuando el pasado mes de septiembre, por motivos de trabajo, tuve la suerte de visitar San Francisco (EE.UU.) y ví que allí también se usaba más la bici que en Madrid.

Me alegré por la población de SFO, gente generalmente muy maja, abierta y accesible... bastante distinta al tópico que se tiene del americano medio, pero mi sensación como madrileño fue de una gran vergüenza. Hasta en una ciudad de EE.UU., cuna del culto al coche, de la cultura de los desplazamientos en automóvil para todo, del petróleo barato... donde ir contra el coche privado es ir contra el sueño americano... SE UTILIZABA MUCHO MÁS LA BICICLETA QUE EN MADRID.

Y además San Francisco tiene más cuestas y más pronunciadas que Madrid --y más famosas, de hecho.

Más tarde me enteré de que, precisamente en San Francisco --ciudad históricamente impulsora de movimientos sociales y culturales rompedores, desde los beatniks hasta el orgullo gay pasando por la oposición a Viet-Nam y los hippies, se organizó la primera Masa Crítica.

La ciudad de San Francisco, pese a ser --a pesa de todo-- una ciudad americana, esto es: una ciudad donde el coche tiene indiscutible protagonismo, ha desarrollado interesantes iniciativas de transporte público y sostenible, como la promoción del uso de la bicicleta --promoción por parte de las autoridades que vino precedida de numerosas protestas de ciclistas urbanos-- y la apuesta por el trolebús eléctrico en lugar del autobús.

Ya que la CAM parece que imita las políticas de movilidad norteamericanas en lugar de las europeas (con sus muchos kilómetros de autovías, sus 'metros ligeros', etc.) podría imitar las políticas de transporte de San Francisco y no las de Los Ángeles.

Ya quisiera San Francisco tener un metro como el de Madrid, eso es cierto. Pero el caso es que el tráfico es MUCHO menos denso y agresivo que el de Madrid. El de SFO no me pareció el modelo de movilidad ideal (y menos para Europa), pero el caso es que, contra lo que me esperaba de una ciudad norteamericana, se veía menos tráfico rodado que en Madrid... muchos menos atascos, muchas aceras despejadas de esas cacharrerías de 1 una tonelada y casi 4 metros de largo. Parte se puede achacar a las diferencias de población y urbanismo (calles anchas y rectas, por lo general), pero creo que no todo.

Para poder comparar:
San Francisco y sus ciudades anexas (Oakland, Daly City, South SFO, etc.) tienen una población semejante a la de Madrid Capital: 3.250.000 (San Francisco, por sí solo, tiene 780.000). El Condado de San Francisco llega creo a los 7 millones. Las magnitudes son parecidas a si tomamos el interior de la M30, el municipio de Madrid y la provincia de Madrid.

La Ciudad de San Francisco (menos de 800.000 hab.) tiene una extensión urbanizada de unos 110 km2, mientras que la M30 de Madrid encierra unos 80 km2 de superficie cuya población es d
e 1.200.000 hab. San Francisco es una ciudad atípica dentro de EE.UU. por su 'elevadísima' densidad de población y aún así, solo es la mitad de 'denso' que Madrid.

Ahí tenemos una explicación a la mayor fluidez del tráfico de esta ciudad norteamericana... pero hay que tener en cuenta que hay muchas menos alternativas de transporte público que en Madrid. San Francisco cuenta con un solo tramo de metro propiamente dicho, más bien son varias líneas de metro ligero (
unas 6) en superficie que confluyen en un tramo central subterráneo; 5 o 6 líneas de cercanías (BART, que también confluyen en un tramo central subterráneo que atraviesa el centro de la ciudad) y ferrocarriles regionales (CALtrain y AMtrack).

Conclusión: los madrileños hacen honor a su fama de chulos y utilizan el coche privado en un nivel semejante a los contamimalos por excelencia: los norteamericanos. Eso sí, con la gasolina al triple de precio y con una ciudad apretujada cuyas calles no están pensadas para asumir ese uso masivo del coche.

2 comentarios:

Juan Luis dijo...

Creo que aquí nos centramos demasiado en temas de que faltan infraestructuras, cuando el problema es la falta de civismo y edudación; tanto de los ciudadanos, como de las instituciones.

Saludos

martinjaramillo dijo...

Ya existen modernos, novedosos e inteligentes sistemas de transporte público masivo limpio, para solucionar los problemas de congestión y contaminación en las grandes ciudades, y son más económicos y eficientes que los sistemas convencionales.
Las medidas restrictivas como el "pico y placa" son incapacidad administrativa.
A nivel del piso no es posible solucionar los problemas de la congestión vehícular.
Consultar: http://www.sistracsa.com/presentacion.doc
E- mail: martinjaramilloperez@gmail.com
tranxrail@gmail.com